Hacia un nuevo modelo de programación: trabajamos por competencias en nuestras aulas